Predecir el futuro de la cosmética, el futuro de la belleza o el futuro del cuidado de la piel es complicado.  Pero en los últimos tiempos vemos unas tendencias claras que, desde mi punto de vista, nos ofrecen una cosmética mejor, más saludable y más honesta.

 

Biotecnología

Pensemos que el proceso para tener un aceite esencial puro implica la extracción de la planta y un delicado proceso de purificación. Gracias a la biotecnología, se necesita menos cantidad de recursos naturales pero obtenemos los principios activos de cada planta mucho más concentrados. Tengamos en cuenta que utilizar ingredientes naturales hay veces que es muy poco sostenible, para obtener un litro de un aceite esencial específico se necesitan 4000 kilos de una flor, lo que traducido a superfície son cientos de campos de futbol, miles de litros de agua y muchísimo desgaste del terreno. En un futuro probablemente muchas de las materias primas en la cosmética serán idénticas a las naturales pero sintetizadas gracias a la biotecnología a través de fermentaciones o cultivos celulares.

Origen Natural

Las plantas nos proporcionan principios activos potentes y eficaces. El reto es obtenerlos preferiblemente extrayendo solo lo que necesitamos de ellas sin arrasar el cultivo cada vez, con una recolección y la extracción cuidadas.

Sostenibilidad

Tiene que serlo en lo social, lo económico y lo medioambiental. Desde la producción, la extracción desde sus ingredientes, las condiciones de los trabajadores, su impacto en el medioambiente, sus envases… No son temas fáciles y nos encontramos sorpresas como que un envase de plástico deja menor huella de CO2 que un envase de aluminio o que Va ser muy poco sostenible a nivel de recursos, como el agua con la que hay que regar todas esas hectáreas o el desgaste de la tierra donde se cultivan, ya que actualmente para producir un aceite esencial, necesitamos cultivar 100 campos de futbol. pero poniendo el foco en la sostenibilidad es como conseguiremos mejores soluciones para todos.

Honesta

Muchas veces, bajo mi punto de vista, las legislaciones van por detrás de los avances o de la sociedad y muchas veces no pueden reflejar el principio de precaución en cuestiones como por ejemplo los disruptores endocrinos. Son las marcas conscientes las que muchas veces se adelantan e informan  de una manera clara y transparente sobre quiénes son, qué hacen y cómo. También son las responsables también de hacer estudios que no se exigen nivel legal, sobre la eficacia o sensibilidad entre otros temas.

Especializada

Cada vez el consumidor va a exigir que una marca profundice en un tema y sea experta para poder ofrecerle las soluciones más específicas y eficaces.

Neurocosmética aplicada

Ya sabemos que la cosmética no solo puede tratar nuestra piel. Hay una gran conexión entre este órgano y el sistema nervioso, el inmunitario y el hormonal. Esto nos abre grandes posibilidades para crear cosméticos que mejoren las funciones de la epidermis y de otras áreas aprovechando la comunicación entre piel y estos sistemas, como estamos comenzado a hacer en Me and Me. ¿Sabías que todos nuestros productos tienen un sutil aroma de origen natural que ayuda a reducir los niveles de cortisol, que es la hormona del estrés?

Biotecnológica, de origen natural, sostenible, honesta, especializada y con aplicación de neurocosmética no son solo los atributos de la cosmética del futuro. Son los pilares sobre los que se creó toda la línea Me and Me. Productos especializados para cuidar tu piel durante los cambios del embarazo y la lactancia en los primeros 1000 días de maternidad. ¿Ya los has probado?

¡Descubre aquí cómo le sienta el futuro a tu piel!